Vivir con Diabetes: Mi experiencia día a día

Vivir con Diabetes: Mi experiencia día a día

ETERNO APRENDIZAJE CON MI DIABETES
Itzel Téllez Nares

Llevo casi 21 años viviendo con DM1 y nunca dejo de aprender, cada día parece que es un examen práctico donde se pone a prueba mi experiencia, conocimientos y vivencias, pero hay veces que me equivoco, que olvido lo fundamental justo eso me ocurrió hace unas semanas:
Tenía poco de regresar al trabajo después de unas vacaciones y recuerdo no haber dormido bien: estar dando vueltas en la cama sin lograr acomodarme, sentirme entre enojada y desesperada en fin asegure estar “alta” cuando me cheque tenía 280 ¡¿QUÉ?! Hice rápidamente una revisión mental ¿qué cene?, ¿me arde la garganta?, ¿me duele el estómago?, ¿ya me va a bajar?, ¿me enoje con alguien? ¿estoy estresada? Escave en mi vida tratando de encontrar la causa de ese resultado sin éxito pues NO PASABA ALGO que estuviera impactando en mi glucosa; al menos no algo consciente por lo que pensé que se trataba de un resultado aislado (a veces ocurre) así que utilice mi factor de corrección y pensé que todo volvería a la normalidad pero para mi sorpresa 2 horas después tuve 310, antes de comer llegue con 250 entonces me dije “seguramente es la insulina, no sirve” llegando a casa no dude en cambiarla y pensé era tan sólo un día difícil. Pero no quedo ahí, no dormí bien por sentirme “alta” desperté con 250 y continúe así decidí subirme la insulina basal; confieso comencé a desesperarme ya que imagino que me hará mucho daño esa glucosa extra que viaja en mi cuerpo y eso hace que comience a estresarme, pensamiento que intento controlar (sin éxito) pues seguramente ese estrés ayuda a que continúe alta. Para no hacer el cuento largo así me la pase 3 días enteros ¡QUÉ! ¿imaginan cómo estaba? Ya no había algo más en mi cabeza que desear estar controlada y al no tener éxito era muy desesperante y ya todo giraba alrededor de mis resultados altos; cuando preguntaban ¿cómo estás? Mi respuesta inmediata era: ALTA Y NO SÉ QUE PASA; no sé si se los demás me entendían, pero era un estrés y una desesperación muy fea y la verdad no me sentía bien ahora eran aislados los resultados normales y cuando aparecían juraba estar en hipoglucemia y el resultado que tenía era 140. Después de tanto corregir paso lo inevitable: HIPOGLUCEMIA estaba viendo la televisión recostada con mi esposo cuando me comencé a sentir mal, la verdad no corrobore cuanto tenía pues pensé que saldría un resultado de 140, cuando de pronto comencé a tener espasmos recuerdo me dijo mi esposo checa tu glucosa lo hice el resultado fue de 25 me dijo tomate un jugo y mi respuesta fue “que te pasa me subirá mucho mi azúcar y ya no quiero” recuerdo que él me lo dio me puse muy terca no recuerdo muchas cosas (no perdí el conocimiento) cuando se solucionó la baja de azúcar mi esposo estaba muy espantado pues dice me puse muy mal, eso me hace sentir mal pues es mi responsabilidad. Me dormí casi de inmediato pues me sentía muy desgastada él no durmió tan bien por temor a que me bajara de nuevo.
Al día siguiente me sentía muy cansada física y emocionalmente le platique a una amiga que vive con DM1 y nos escuchó su mamá quien me dijo “Tienes idea del riesgo en el que te pones por querer bajar tu azúcar tan rápido”; la verdad es algo que se me olvida por mi idea de quitar esa azúcar que sobra en mi sangre, por la tarde tuve oportunidad de platicar con un médico quien me dijo que la glucosa hay que bajarla poco a poco ya que si baja de golpe puedes corres riesgos (si lo sabía pero lo olvido), también me dijo que aunque estuviera alta tenía que hacer mis colaciones (esto si lo sabía pero lo olvide) agrego que yo solita provoque la baja de azúcar y que no la percibí antes pues tuve hipoglucemias falsas (¿sabes qué es esto? Yo lo olvide), me dijo, no te desesperes tu control no se pierde por unos días que estés alta recuerda que la insulina que te pones si la utilizas en extremo puede ser muy peligrosa.
Después de hablar con él, hacer algunos cambios en mi alimentación y tratar de relajarme todo se normalizo. Termine con 4 unidades más de insulina basal y con mucho aprendizaje:
1.- Las colaciones son muy importantes, no debo olvidarlas.
2.- Cuando este alta lo más recomendable es permanecer tranquila y confiar que estoy haciendo lo correcto; sin entrar en una obsesión por querer bajar mi azúcar de inmediato.
3.- Tengo muchas personas que me quieren, si hubiera expresado desde el inicio el descontrol que tenía permitiendo que me aconsejaran, me hubiera ayudado de mucho.
Escuchar las opiniones de los demás es bueno, aprendí a ser más flexible y no creer que soy la UNICA que lleva mi control de azúcar, si bien tengo la mayor responsabilidad las demás personas me pueden apoyar, aconsejar y orientar.
Esta es la historia de mi semana de dulce aprendizaje, y a ti ¿te ha ocurrido esto?; ¿Qué sientes?, ¿cómo lo solucionaste?
Hasta pronto…

Hipoglucemia falsa: Es cuando percibes síntomas de hipoglucemia (mareo, debilidad, confusión, hambre, sudor) pero tus niveles de glucosa no muestran valores de hipoglucemia <70mg/dl. Generalmente ocurre debido a que los valores de glucosa anteriores han estado altos >180 mg/dl y cuando comienzan a bajar el cuerpo lo resiente.

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedInPrint this page