Mujeres, Cuidados y Diabetes Tipo 1

Mujeres, Cuidados y Diabetes Tipo 1

Paulina Montes de Oca Reyes

La licenciada en Relaciones Internacionales y Maestra en Estudios Políticos y Sociales por la UNAM. Actualmente es doctorante en el Posgrado en Ciencias Políticas y Sociales de la Universidad Nacional Autónoma de México con las líneas de investigación de Género, Migración y Sociología de la Salud, actualmente  es integrante de la Asociación Mexicana de Diabetes en el área de Vinculación e Incidencia Política, nos habla del papel de la mujer en los cuidados de la diabetes tipo 1.

En conmemoración del 8 de marzo, “Día internacional de la Mujer”, en la Asociación Mexicana de Diabetes, tenemos un compromiso por la igualdad de condiciones de vida entre mujeres y hombres, motivo que nos lleva a presentar la siguiente reflexión relacionada con una realidad de la que pocas veces se habla, pero que es necesaria considerar al pensar el tema de los cuidados y la Diabetes tipo 1.

Esta reflexión tiene por objetivo aportar en hacer visibles las condiciones en las que viven las mujeres que son madres de niños y niñas con Diabetes tipo 1 y las implicaciones sociales y emocionales que conllevan en su vida cotidiana. Por lo anterior es importante considerar que el cuidado de las y los hijos, histórica y socialmente es una práctica que se ha relegado como una actividad que hacen mayoritariamente las mujeres, lo cual tiene un impacto directo en sus proyectos personales y necesidades sociales y afectivas.

Desde los estudios de género, se plantea la persistencia de la desigualdad social entre mujeres y varones, que se refleja en distintos espacios de la vida cotidiana: la familia, el trabajo, la escuela, etcétera. Está documentado desde diversos estudios sociales y en el caso particular del espacio doméstico, que a las mujeres se les ha presentado como las principales responsables de las tareas domésticas y de cuidado y que esta situación repercute directamente en la desigualdad de oportunidades, respecto a los varones, en el desarrollo pleno de su vida profesional y académica.

Como panorama general es importante decir que la Diabetes tipo 1 es un padecimiento que se le diagnostica mayoritariamente a infantes y que el cuidado que ello implica requiere de un monitoreo constante de la glucosa (por lo menos de 7 veces al día), cuidados rigurosos en la alimentación y visitas regulares con personal médico. Si consideramos que quienes viven el padecimiento son diagnosticados en la infancia y juventud, resulta que por lo menos, durante este periodo, el cuidado se vuelve una actividad cotidiana de parte de quien esté a cargo de su crianza, situación que en su mayoría la realizan las mujeres, aunque cabe destacar que hay casos donde los varones también participan en condiciones de equidad.

Asimismo, aunque el cuidado puede ser más intenso durante los primeros años de quien es diagnosticado con Diabetes tipo 1, lo anterior no significa que las personas que viven con este padecimiento no requieran de cuidados y atenciones mientras van creciendo, si bien pueden tener un mayor involucramiento en su autocuidado, el apoyarse de alguien más resulta fundamental como parte del control de la diabetes durante toda su vida.

Algunas experiencias compartidas por las madres de niños y niñas que viven con diabetes tipo 1 refieren que sus parejas y/o progenitores de sus hijas e hijos, no se involucran de la misma forma en la que ellas lo hacen. En algunos casos la participación de los padres va dirigida únicamente a subsanar los aspectos económicos, mientras que toda la parte relacionada a las visitas con personal médico, el monitoreo de la glucosa, y la alimentación recaen en las madres. Ante este panorama es importante preguntarnos cómo enfrentan las mujeres el abarcar las tareas de cuidado al mismo tiempo que las tareas relacionadas con el trabajo doméstico, y cuáles son las implicaciones que tienen en la economía familiar, en su autonomía y en su desarrollo profesional.

Es ante este panorama que vale la pena hablar acerca de las responsabilidades que tiene el gobierno ante esta problemática y de qué manera, desde nuestra ciudadanía, podemos participar para que cambien las representaciones que se tienen respecto a las responsabilidades de cuidado.  Si una mujer invierte gran parte de su tiempo en el cuidado de sus hijas e hijos, resulta más complicado obtener recursos económicos propios y tener tiempo de ocio y esparcimiento.

Resulta fundamental que las historias de las madres con hijas e hijos con diabetes tipo 1 se comiencen a visibilizar y que los distintos órdenes de gobierno sean corresponsables de esta situación, sobre todo generando escenarios donde se planteen soluciones prácticas de cómo apoyar a las y los cuidadores primarios y  generando un dialogo con la sociedad civil y la población para impulsar que se muestre lo que significa vivir con diabetes tipo 1 y el impacto que tiene en la vida de las personas que participan en el cuidado de quien la padece.

Desde la Asociación Mexicana de Diabetes hacemos un llamado para unir esfuerzos con la finalidad de promover cambios que rompan con el estereotipo de que las mujeres son las principales responsables del cuidado de las y los hijos, así como fomentar que los padres participen de manera equitativa en las tareas de cuidado y domésticas. De igual manera esperamos que este llamado coadyuve a la concientización de la población en general y en particular a las personas encargadas de tomar decisiones, respecto a las implicaciones económicas y sociales de tener un hijo o hija con diabetes tipo 1.

 

 

El 14% de las defunciones en San Luis Potosí son a causa de diabetes

Los datos de la estadística de mortalidad de Inegi muestran que de los 16 mil 260 fallecimientos que se dieron en el estado durante el año pasado, 2,273 fueron a causa de diabetes, es decir, el 14% de las defunciones.

Además, el instituto revela que del año 2012 a 2016 se registró en San Luis Potosí un total de 9,034 muertes por esta enfermedad, de la cuales 1,972 se registraron en el último año mencionado.

Lo anterior posicionó a San Luis Potosí dentro de los 20 estados con mayor número de muertes registradas a causa de este padecimiento durante 2016, y los municipios en los que se registró mayor número de muertes durante ese año fueron: San Luis Potosí, con 764; Ciudad Valles, con 268; Soledad de Graciano Sánchez, con 115; Rioverde, con 103, y Matehuala, con 77 muertes.

Sin embargo, los municipios que presentan las tasas más altas de mortalidad a causa de diabetes por cada 100 mil habitantes son: Ciudad Valles, con 148 muertes; Coxcatlán, con 116; Armadillo de los Infante, con 112; Cerritos, con 107, y Villa de la Paz, con 105 muertes por cada 100 mil habitantes.

En entrevista con Newsweek Estados, la doctora Gabriela Allard, presidenta de la Asociación Mexicana de Diabetes (una organización que se dedica al apoyo y la orientación médica para pacientes con diabetes), señaló que gran parte de esta creciente problemática se centra en el acceso a la salud, debido a que los medicamentos proporcionados por los servicios de salud públicos son insuficientes para llevar acabo un control.

“La salud en México se ha vuelto clasista y el paciente depende del cuadro básico de medicamentos que maneje el sistema de salud al que esté afiliado. Lo que ha fallado es que, en la práctica, la atención está basada en los medicamentos que hay en existencia y no en los que los pacientes requieren”, indicó la presidenta de la organización.

Las cifras del boletín epidemiológico de la Secretaría de Salud, actualizadas hasta la semana 43 de este año, muestran que a nivel nacional se registraron más de 361 mil casos de pacientes con diabetes mellitus, de los cuales, 358 mil 740 corresponden a diabetes tipo II.

En el transcurso del año, en San Luis Potosí se han registrado 8,898 casos nuevos (181 de ellos fueron diagnosticados durante la última semana), de los cuales, 8,846 corresponden a diabetes tipo II. Esta cifra es inferior por 32 casos que acumulado para la misma semana del 2017 que fue de 8,878 casos.

El 16.5% de las defunciones en Coahuila son a causa de diabetes

La diabetes es una enfermedad considerada por la Organización Mundial de la Salud (OMS) como una amenaza mundial. De acuerdo con México Social, este padecimiento es la primera causa específica de muerte en el país y, según datos del Inegi, el 16.5% de las defunciones en Coahuila son a causa de diabetes.
Los datos de la estadística de mortalidad de Inegi muestran que de los 16 mil 715 fallecimientos que se dieron en el estado durante el año pasado, 2,756 fueron a causa de diabetes.

Además, el instituto revela que del año 2012 a 2016 se registró en Coahuila un total de 12 mil 467 muertes por esta enfermedad, de la cuales 2,711 fallecimientos se registraron en el último año mencionado.

Lo anterior posicionó a Coahuila entre las 13 entidades con mayor número de muertes registradas a causa de este padecimiento durante 2016, y los municipios en los que se registró mayor número de muertes durante ese año fueron: Saltillo, con 961; Torreón, con 617; Monclova, con 200; Piedras Negras, con 125, y San pedro, con 111 muertes.

Sin embargo, los municipios que presentan las tasas más altas de mortalidad a causa de diabetes por cada 100 mil habitantes son: Nadadores, con 191 muertes; Morelos, con 188; San Buenaventura, con 143; Hidalgo, con 143, y Zaragoza, con 128 muertes por cada 100 mil habitantes.

En entrevista con Newsweek Estados, la doctora Gabriela Allard, presidenta de la Asociación Mexicana de Diabetes (una organización que se dedica al apoyo y la orientación médica para pacientes con diabetes), señaló que gran parte de esta creciente problemática se centra en el acceso a la salud, debido a que los medicamentos proporcionados por los servicios de salud públicos son insuficientes para llevar acabo un control.

“La salud en México se ha vuelto clasista y el paciente depende del cuadro básico de medicamentos que maneje el sistema de salud al que esté afiliado. Lo que ha fallado es que, en la práctica, la atención está basada en los medicamentos que hay en existencia y no en los que los pacientes requieren”, indicó la presidenta de la organización.

Las cifras del boletín epidemiológico de la Secretaría de Salud, actualizadas hasta la semana 43 de este año, muestran que a nivel nacional se registraron más de 361 mil casos de pacientes con diabetes mellitus, de los cuales, 358 mil 740 corresponden a diabetes tipo II.

En el transcurso del año, en Coahuila se han registrado 10 mil 983 casos nuevos (210 de ellos fueron diagnosticados durante la última semana), de los cuales, 10 mil 903 corresponden a diabetes tipo II. Esta cifra es inferior por 605 casos que el acumulado para la misma semana del 2017 que fue de 11 mil 508 casos.Insulina-Diabetes-750x530

Guanajuato, uno de los estados más afectados por la diabetes

Los datos de la estadística de mortalidad de Inegi muestran que de los 34 mil 832 fallecimientos que se dieron en el estado durante el año pasado, 5,796 fueron a causa de diabetes, es decir, el 16.6% de las defunciones.

Además, el instituto revela que del año 2012 a 2016 se registró en Guanajuato un total de 24 mil 876 muertes por esta enfermedad, de la cuales 5,481 fallecimientos se registraron en el último año mencionado.

Lo anterior convirtió a Guanajuato en el sexto estado con mayor número de muertes registradas a causa de este padecimiento durante 2016, y los municipios en los que se registró mayor número de muertes durante ese año fueron: León, con 1,478; Celaya, con 583; Irapuato, con 562; Salamanca, con 311, y Pénjamo, con 191 muertes.

Sin embargo, los municipios que presentan las tasas más altas de mortalidad a causa de diabetes por cada 100 mil habitantes son: Pueblo Nuevo, con 249 muertes; Salvatierra, con 147; Acámbaro, con 138; Santiago Maravatío, con 131, y Jaral del Progreso, con 129 muertes por cada 100 mil habitantes.

En entrevista con Newsweek Estados, la doctora Gabriela Allard, presidenta de la Asociación Mexicana de Diabetes (una organización que se dedica al apoyo y la orientación médica para pacientes con diabetes), señaló que gran parte de esta creciente problemática se centra en el acceso a la salud, debido a que los medicamentos proporcionados por los servicios de salud públicos son insuficientes para llevar acabo un control.

“La salud en México se ha vuelto clasista y el paciente depende del cuadro básico de medicamentos que maneje el sistema de salud al que esté afiliado. Lo que ha fallado es que, en la práctica, la atención está basada en los medicamentos que hay en existencia y no en los que los pacientes requieren”, indicó la presidenta de la organización.

Las cifras del boletín epidemiológico de la Secretaría de Salud, actualizadas hasta la semana 43 de este año, muestran que a nivel nacional se registraron más de 361 mil casos de pacientes con diabetes mellitus, de los cuales, 358 mil 740 corresponden a diabetes tipo II.

En el transcurso del año, en Guanajuato se han registrado 11 mil 943 casos nuevos (249 de ellos fueron diagnosticados durante la última semana), de los cuales, 11 mil 883 corresponden a diabetes tipo II. Esta cifra supera por 925 casos al acumulado para la misma semana del 2017 que fue de 10 mil 958 casos.

De acuerdo con la Secretaría de Salud estatal, en total, Guanajuato tiene el registro de 102 mil 154 pacientes con diabetes.

Diabetes, cómo prevenirla

Diabetes, cómo prevenirla

Esta enfermedad es causada por una mala alimentación, un estilo de vida sedentario, el sobrepeso y la obesidad, y sus consecuencias pueden llegar a ser catastróficas, ya que se afectan órganos y sentidos tan indispensables como la vista, provocando casos como el glaucoma o el pie diabético.
La Organización Mundial de la Salud (OMS), en conjunto con la Federación Internacional de Diabetes (FID), instauró desde 1991 el Día Mundial de la Diabetes el 14 de noviembre, con la finalidad de dar a conocer esta enfermedad y su manera de prevenirla.

En México, la diabetes es la primera causa de mortalidad en el país, seguida por las isquemias, los tumores malignos y las enfermedades cerebrovasculares a nivel internacional, según datos de la Federación Internacional de Diabetes.

El IMSS señala en su Guía de Práctica Clínica: Diagnóstico y Tratamiento Farmacológico de la Diabetes Mellitus Tipo 2 en el Primer Nivel de Atención, que la diabetes tipo 2 es la que se presenta comúnmente en adultos, sin embargo, su presencia se ha expandido entre los niños y los jóvenes debido a la obesidad, el sedentarismo y una dieta inadecuada.

Parte de consecuencias de la diabetes se deben a la poca disponibilidad que tiene la sociedad para el control de la enfermedad en los servicios de salud públicos.

Además, la diabetes lleva padecimientos más graves, los cuales pueden llegar a dañar gravemente órganos y tejidos como enfermedades cardiovasculares, neuropatía, nefropatía, y enfermedades en los ojos, que llevan a retinopatía y ceguera.

Estas consecuencias se pueden evitar teniendo una cultura de la prevención y manteniendo un estilo de vida más sano. La doctora Gabriela Allard, presidenta de la Asociación Mexicana de Diabetes, en entrevista con Newsweek Estados, señala que, para generar una cultura de la prevención, es necesario mantener una promotoría de la salud.

“Tenemos que actuar entre pares, desde el hogar, eligiendo todos los días lo que se consume y equilibrar no solo la alimentación adecuada, sino tener un estilo de vida activo y consciente. Me parece que es momento de elegir. No podemos seguir consumiendo productos que no conocemos, ni entendemos que contienen y cuáles son las porciones adecuadas”.

Las instituciones de salud pública son las principales responsables de la prevención y tratamiento de la diabetes por parte del Estado, es por eso por lo que cada institución genera protocolos de atención para los pacientes con este mal.

Gabriela Allard también comentó que el sistema de salud en México debe fortalecer el acceso al tratamiento completo y adecuado y la educación al paciente y sus familiares: “tenemos que lograr que el paciente tome responsabilidad de su estado de salud, sobre todo porque tiene que ver con estilos de vida, y también lograr que los médicos establezcan el tratamiento que requiere cada paciente de forma integral”.

Instituciones como la Asociación Mexicana de Diabetes, la cual cumple el próximo año 30 años de trabajo, apoyan a los pacientes con diabetes con jornadas de salud, donde se realizan hasta más de seis mil pruebas de glucosa, capacitan a personal médico y dan asesoría a los pacientes para que tengan una vida más digna. También realizan talleres para familiares, donde se enseña la dieta que debe de llevar el paciente para controlar su enfermedad.

La diabetes y sus consecuencias por la negligencia, tanto del paciente como de las instituciones, generan un deterioro en la persona que termina por afectar a la familia, su condición de vida y su condición económica. Es importante que la persona con diabetes tenga el apoyo de la familia para poder llevar una vida más digna y en las condiciones adecuadas para su pleno desempeño

En México mueren 12 personas por hora a causa de la diabetes

Según datos de la OMS, para el año 2016 alrededor de 87 mil mexicanos fallecieron a causa de esta enfermedad, de los cuales, 45 mil 100 tenían entre 30 a 69 años y los 31 mil 900 restantes eran mayores de 70 años.

El Inegi ofrece cifras distintas. De acuerdo con los datos, para 2016 más de 105 mil personas fallecieron por este padecimiento en todo el territorio mexicano, lo que representó el 15.4% de las defunciones totales.

En 2017 la cifra aumentó, ya que se trató de un total de 106 mil 525; sin embargo, significó el 15.2% de total de muertes. Esta cifra va en aumento: tan solo en los últimos cinco años (2013-2017) se han registrado 494 mil 116 fallecimientos.

Si comparamos la cantidad de decesos por diabetes en 2013, que fueron 89 mil 469, con la que se obtuvo el año pasado (106 mil 525), podemos asegurar que existió un incremento en tan solo cinco años del 19%.

Es importante resaltar que la cifra obtenida durante 2017 nos lleva a decir que en promedio se dieron 291 muertes diarias por esta enfermedad, o bien, 12 defunciones por diabetes cada hora.

En entrevista con Newsweek Estados, la doctora Allard, presidenta de la Asociación Mexicana de Diabetes, mencionó que el reto de la diabetes, tanto para el paciente como para el profesional de la salud, es lograr el control de la misma y esto depende de que el tratamiento sea el correcto y que el paciente tenga la educación y la información necesaria para mantener una calidad de vida adecuada.
Pixabay

Según cifras del boletín epidemiológico actualizado hasta la semana 43, en el país se han registrado más de 361 mil 500 casos de diabetes de las cuales 358 mil 740 son diabetes mellitus tipo II, cifra superior por 9,014 casos al acumulado de la misma fecha durante 2017.

Además, cabe resaltar que del total de los casos de diabetes mellitus tipo II registrados en lo que va del año, el 58.2% se han presentado en mujeres, mientras que el 41.8% restante fue diagnosticados en hombres.

De acuerdo con la Federación Internacional de Diabetes, durante 2017 en México existían 12.03 millones de personas que padecían diabetes. Lo anterior quiere decir que del total de la población adulta (81.4 millones de personas) el 14.8% sufren este padecimiento.

Relacionado con lo anterior, la Secretaría de Salud informa que en México alrededor del 9.2% de los adultos han sido diagnosticados como diabéticos.

Por último, de acuerdo con la Estadística Nacional de Salud y Nutrición (Ensanut), en 2016 el 10.3% de las mujeres tenía diabetes, de manera similar, el 8.4% de los hombres también la padecían.

Por lo anterior, la doctora Gabriela Allard asegura que, para combatir las altas cifras de mortalidad y morbilidad, es necesario “el acceso al tratamiento completo y adecuado”, además de que el paciente cuente con la educación necesaria, al igual que su familia.

“Tenemos que lograr que el paciente tome responsabilidad de su estado de salud, sobre todo porque tiene que ver con estilos de vida, y también lograr que los médicos establezcan el tratamiento que requiere cada paciente de forma integral”.

La Federación Internacional de Diabetes (IFD, por sus siglas en inglés), ha indicado que son 425 millones de personas las que padecen diabetes a nivel mundial. Las cifras, según la Organización Mundial de la Salud, no cambian mucho. De acuerdo con la OMS, 442 millones de adultos tienen diabetes en todo el mundo, es decir una de cada 11 personas.

Asimismo, la Organización Panamericana de la Salud (OPS) indica que en Centro América y Sudamérica aproximadamente 62 millones de personas tienen este padecimiento.

La IFD también menciona que en la región de América del Norte y el Caribe (región en la que cataloga a México) más de 46 millones de personas tienen diabetes. De acuerdo con la Organización, se calcula que para el año 2045 esta cifra se eleve a 62 millones de personas.

Las cifras calculadas por la OMS y la OPS para este padecimiento en la región Sudamérica y el Caribe revelan que para el 2040 se pronostica que sean 109 millones de personas las que contraigan esta enfermedad. Además, de acuerdo con ello, los gastos médicos ascenderán a 446 mil millones de dólares.

El 80% de los casos de diabetes en mexicanos son prevenibles

En entrevista con Newsweek Estados, la doctora Gabriella Allard, presidenta de la Asociación Mexicana de Diabetes, mencionó lo siguiente:

“Tenemos ya que actuar entre pares, desde tu propio hogar, eligiendo todos los días lo que consumes, equilibrar no solo la alimentación adecuada, sino tener un estilo de vida activo y consciente”, finalizó.

De acuerdo con la organización, el 80% de los casos la diabetes puede ser prevenible mediante la adopción de una vida saludable.diabetes-2130236_960_720-750x530

Según la OPS, la diabetes representa la cuarta causa de muerte en Sudamérica y el Caribe y en gran parte es debido a que entre el 50% y 70% de los afectados no están controlados. Asimismo, otro factor importante es que entre el 30% y 40% de quienes contraen esta enfermedad no son diagnosticados.
Por lo anterior, diversas instituciones y organizaciones de salud concuerdan que es de suma importancia informar a la población acerca de los síntomas que puedan ayudar a su detección y tratamiento oportuno. Algunos de los síntomas que se presentan son la sed excesiva, las ganas frecuentes de orinar, falta de energía, visión borrosa, la tardía curación de heridas y el entumecimiento de pies y manos.

De acuerdo con la OMS, existen algunos factores de riesgo para el desarrollo de la diabetes que no se pueden evitar, como lo es la genética, la edad y el historial familiar, sin embargo, existen algunas medidas de prevención que consisten en cambiar algunos comportamientos, como lo son la mala alimentación, la falta de actividad física y el tener obesidad o sobrepeso.

 

 

Día Mundial de la Diabetes

Día Mundial de la Diabetes

14 de noviembre: Día Mundial de la Diabetes

El 14 de noviembre se celebra en todo el mundo, en más de 160 países el Día Mundial de la Diabetes, que desde el 2007 paso a ser una fecha oficial de las Naciones Unidas, esto para promover la concientización al mundo entero  sobre esta enfermedad y mostrar los avances constantes en beneficio de una excelente salud, a través de distintos medios como campañas para educar a la sociedad y así ayudar a prevenir esta enfermedad.

Esta fecha fue elegida por la Organización Mundial de la Salud y la Federación Internacional de la Diabetes en el año 1991, en honor al nacimiento del fisiólogo Frederick Grant Banting que junto a Charles Best descubrieron en 1921 la insulina  y permitieron que esta enfermedad mortal se transformara en una enfermedad controlable con la que se puede tener una vida saludable y plena.

Este día se creo como respuesta al incremento de la incidencia de diagnósticos con esta enfermedad ya que actualmente, los números de casos siguen creciendo y se estima que en el mundo hay 426 millones de personas con esta condición de salud, la cifra se elevará a 592 millones de personas, tan solo en México se estima que la población aproximada de personas con diabetes asciende entre 6.4 en donde el 90-95% es diabetes tipo 2 y solo 5-10% son diabetes tipo 1 y otros tipos de diabetes.

El Día Mundial de la Diabetes está representado mundialmente por un círculo azul ya que el color azul simboliza el cielo que une a todas las naciones y el círculo representa la unión entre las diferentes naciones en la lucha por la prevención y control de la diabetes, además de que para muchas culturas es un símbolo positivo que representa la salud y la vida.

Ese día los edificios se iluminan de azul ya que esto simboliza faros de esperanza para las millones de personas que viven con diabetes en todo el mundo y las muchas más que corren el riesgo de desarrollarla, además de que es un potente elemento visual para atraer la atención hacia la causa de la diabetes.

 

23550999_1128519417250988_917561534157030446_o (1)

23467381_1128334070602856_6349488424791849985_o

Fuente:
IDF, 2017
ENSANUT, 2016