Kit de viaje en diabetes

Kit de viaje en diabetes

Kit de viaje en diabetes

Si vives con diabetes puedes viajar sin inconvenientes, pero antes de emprender el viaje es necesario realizar una cuidadosa planificación. Usualmente viajar implica un cambio en los hábitos diarios. Los cambios en la dieta y en la rutina de la actividad física pueden significar modificaciones en los niveles de glucosa, por eso es importante que cuentes con un kit de viaje que puede ser de gran ayuda ante la presencia de alguna complicación.

 

El kit debe contener, al menos:

  • – Una tarjeta o placa de identificación “Soy una persona que vive con diabetes”. Si vas a salir a algún lugar donde hablen otro idioma, asegúrate de poner la misma leyenda en el idioma que se hable en ese país o al menos en un idioma internacional como el inglés o francés.
  • – Medicamentos suficientes para continuar con tu tratamiento durante toda tu estancia fuera. Si sales al extranjero, portar medicamento extra prevendrá complicaciones en caso de que se prolongue la estancia o exista algún inconveniente.
  • – En el caso de terapia con insulina: jeringas o agujas suficientes, frascos o cartuchos de insulina. Si vas a viajar en avión, pide a tu médico que te haga una constancia en la que indique la necesidad de portarla contigo junto con los demás insumos dentro de la cabina de pasajeros, esto te librará de problemas.
  • – Glucómetro con tiras reactivas y lancetas suficientes.
  • – Tabletas de glucosa, caramelos, jugo de frutas u otros alimentos con carbohidratos para tratar hipoglucemia. Si vas a salir a una excursión, si tu viaje será muy agitado o si vas a un clima más cálido del habitual la probabilidad de tener hipoglucemia aumenta, por esta razón siempre porta un alimento de rescate en tu bolsa o mochila.
  • – En diabetes tipo 1, un kit de glucagón. Recuerda mantenerlo en una hielera en el traslado y refrigerarlo en cuanto llegues a tu estancia.
  • – Alguna colación con carbohidratos por si el vuelo o autobús se retrasa.
  • – En caso de que te enfermes: Suero oral, antipiréticos (medicamentos para bajar la fiebre), una buena opción es el paracetamol, antieméticos (medicamentos para evitar náusea o vómito), la piridoxina con meclozina es una buena opción. Recuerda siempre consultar a tu médico antes de tomar cualquier medicamento.
  • – Tiras para medir los cuerpos cetónicos en caso de que te enfermes o presentes hiperglucemia consistente.
  • – El teléfono de tu médico tratante y educador en diabetes.
  • – Una tarjeta de emergencia en la que indique por medio de instrucciones lo que debe hacer la gente a tu alrededor en caso de necesitar ayuda (hipoglucemia). Tradúcelo al idioma del lugar que visitarás o a un idioma internacional como inglés o francés.

L.N.  y E.D. Beatriz Ríos Gómez
Con colaboración de L.N. y E.D. Valeria Szymanski Curiel

El Probiótico VSL

El Probiótico VSL

 

El probiótico VSL #3 es un probiótico multicepa formado por cuatro cepas de lactobacilos (Lactobacillus acidophilus, Lactobacillus casei, Lactobacillus delbruckii subespecie bulgaricus y Lactobacillus plantarum), tres cepas de bifidobacterias (Bifidobacterium longum, Bifidobacterium infantis, Bifidobacterium breve) y Streptococcus salivarius subespecie thermophilus. El VSL #3 contiene bacterias vivas liofilizadas y debe ser tomado únicamente bajo prescripción médica.

Este probiótico se ha utilizado en varios estudios clínicos y ha originado resultados muy interesantes que han atraído el interés de gastroenterólogos en todo el mundo1. Se han obtenido reportes que indican que favorece y mantiene la flora intestinal además de que se ha observado que el VSL #3 tiene un efecto benéfico en el tratamiento de pacientes con colitis ulcerosa activa, así como de aquellos con pouchitis crónica y enfermedad de Crohn2.

Al VSL #3 también se le ha asociado con la prevención del daño endotelial (daño en paredes internas de vasos sanguíneos) producido por la hipertensión3.

De acuerdo a un estudio publicado en 20134, el consumo diario del probiótico VSL#3 aumenta los niveles de butirato, un ácido graso de cadena corta producido por estas bacterias, lo que a su vez incrementa los niveles de GLP-1, sustancia que se produce de manera natural en el intestino, encargada de reducir el apetito y aumentar la secreción de insulina. Esta investigación demuestra que debido a estos efectos, el consumo del probiótico VSL #3 puede ayudar en la disminución de los niveles de glucosa en la sangre.

L.N. y E.D.  Beatriz Ríos Gómez

Bibliografía

  1. Bengmark S, Gil A. Control bioecológico y nutricional de la enfermedad: prebióticos, probióticos y simbióticos. Nutr Hosp. 2006; 21 (2): 73-86
  2. Ballesteros MD, Vidal A, Calleja A, López J, Urioste A, Cano I. Impacto de la nutrición en la evolución de la enfermedad inflamatoria intestinal. Nutr Hosp. 2010; 25 (2): 181-192
  3. Rashid S, Khodja N, Auger C, Alhosin M, Boehm N, Mammosser M, Schini V. Probiotic VSL #3 prevent endothelial dysfunction in rats with portal hypertension: role of the angiotensin system. PLOS ONE. 2014; 9 (5): 1-11
  4. Yadav H, Ji-Hyeon L, Lloyd J, Walter P, Rane S. Beneficial Metabolic Effects of a Probiotic via Butyrate-induced GLP-1 Hormone Secretion. Journal of Biological Chemistry . 2013; 288 (35): 25088-25097.
¿Qué es la Educación en Diabetes?

¿Qué es la Educación en Diabetes?

Autora: Dra. Sarah Rebeca Rosales Baca

Nutrióloga Clínica y Bariatra Certificada, Educadora en Diabetes Certificada

Si vives con diabetes, seguramente habrás escuchado o leído en alguna parte, que todas las personas que viven con esta enfermedad tienen derecho a ser incluidas en un programa de Educación para el Autocuidado de la Diabetes (EADC) pero, ¿realmente es así?; ¿sabemos lo que es la EADC?

La EADC es un proceso colaborativo de enseñanza-aprendizaje que debe centrarse en la persona que vive con diabetes y en su familia, para que ellos puedan adquirir los conocimientos y habilidades necesarias que les permitan llevar a cabo un autocuidado exitoso de la enfermedad y de las complicaciones que pueden acompañarla. Las acciones que se emprenden en este programa, deben estar encaminadas a mejorar la calidad de vida de las personas afectadas y de quienes están en riesgo de padecer la enfermedad, así como a reducir los costos de la misma.

La EADC debe ser promovida por un profesional de la salud, formado especialmente para dicho efecto, centrando el trabajo de enseñanza-aprendizaje en siete aspectos fundamentales, a los que la Asociación Americana de Educadores en Diabetes (AADE) ha denominado “Los 7 hábitos para el control de la diabetes”, a saber:

  1. Comer saludablemente: elegir una alimentación correcta para mantener un buen control.
  2. Activación física: hacer diariamente ejercicio y evitar el sedentarismo.
  3. Automonitorización (de glucosa, tensión arterial y otros parámetros).
  4. Utilizar la medicación adecuada.
  5. Afrontar retos cotidianos como los descensos o elevaciones anormales de la glucosa.
  6. Mantener una actitud positiva: manejar adecuadamente el estrés.
  7. Reducir riesgos: evitar las complicaciones a largo plazo de la diabetes.

Por desgracia, aun cuando en nuestro país la diabetes ocupa los primeros lugares de enfermedad y mortalidad, tanto en hombres como en mujeres, y que se han firmado múltiples compromisos para que todas las personas que viven con la enfermedad tengan acceso gratuito a programas de EACD, esto, hoy en día, sólo es una buena intención y no una realidad. Se cuenta con muy pocos centros de salud con programas de este tipo (la Asociación Mexicana de Diabetes de la Ciudad de México, AMD, es uno de ellos) y, mucho menos, programas gratuitos. La EACD, es un derecho por el que todos tenemos que luchar.

 

Test de Riesgo para Desarrollar Diabetes

Test de Riesgo para Desarrollar Diabetes

¿Estás en riesgo para desarrollar diabetes tipo 2? Con este sencillo Test podrás saber si tienes factores que puedan predisponerte a padecerla y algunas sencillas recomendaciones para evitar o retrasar su aparición. La diabetes tipo 2 tiene factores de riesgo modificables sobre los que se puede actuar, aprende cuáles son y qué hacer para minimizarlos ¡Comienza el test ya!

 

 

 

¿Cuál fue tu resultado? ¿Estás en riesgo de padecer diabetes?

 

Recuerda que el mantenimiento de un peso adecuado, la alimentación saludable y la práctica regular de ejercicio son como un escudo que protege contra el desarrollo de enfermedades crónicas como la diabetes y la hipertensión. Si vives con diabetes, asegúrate de mantener un estilo de vida saludable con el propósito de conservar tu calidad de vida y la de tu familia. Promueve la cultura de prevención en tu círculo familiar y social y recuerda que ¡Tú puedes vivir saludablemente con diabetes!

Obesidad, Diabetes y Microbiota

Obesidad, Diabetes y Microbiota

OBESIDAD, DIABETES  Y MICROBIOTA
Por: LN ED. Beatriz Ríos Gómez

La Organización Mundial de la Salud (OMS) define a la obesidad como una acumulación anormal o excesiva de grasa que puede ser perjudicial para la salud (1). En México, la Encuesta Nacional de Salud y Nutrición 2012 encontró una prevalencia de obesidad en personas adultas del 32.4%, siendo más alta en el sexo femenino (37.5%) que en el masculino (26.8%) (2). En cuanto a la obesidad infantil, la prevalencia fue de 17.4% para niños y 11.8% para niñas entre los 5 y 11 años de edad. Para jóvenes de 12 a 19 años fue de 14.5% en hombres y 12.1% en mujeres(3).

El tracto gastrointestinal, y en particular el intestino, hospeda a una extensa y diversa cantidad de bacterias a las que se les denomina microbiota, la cual tiene diversos efectos inmunológicos, fisiológicos y metabólicos, en el organismo de una persona.

En los últimos años, se ha demostrado que existe una correlación entre la microbiota intestinal y la obesidad. En el año 2004, Bäckhed y colaboradores reportaron la relación que existe entre la acumulación de grasa y la microbiota intestinal (4). En el estudio que realizaron se observó un aumento del 47% en la acumulación de grasa corporal (sin haber aumentado la cantidad de alimentos) en ratones sanos a los que les habían trasplantado una microbiota deficiente. Ahí surgió la hipótesis de que la composición de la microbiota intestinal aumenta la extracción de energía de los alimentos, lo que produce un aumento de la grasa corporal.

El efecto de la microbiota intestinal en la obesidad se debe a las actividades metabólicas de las bacterias, que tienen la capacidad de extraer energía a partir de los alimentos (5).

Diversos estudios han puesto de manifiesto que enfermedades como la diabetes tipo 2, la enfermedad cardiovascular y la obesidad, conllevan alteraciones notables en la microbiota (6). Por tal motivo, en estas enfermedades caracterizadas por un desequilibrio en la composición bacteriana de la microbiota intestinal en comparación con el patrón considerado normal, los probióticos son una estrategia prometedora.

Existen pocos estudios realizados en humanos con el fin de investigar si la administración de probióticos ejerce efectos protectores sobre las disfunciones metabólicas asociadas con la obesidad. Sin embargo, los hallazgos indican que la modulación de la composición de la microbiota intestinal podría ser de utilidad como estrategia de intervención para tratar y prevenir la obesidad, así como los trastornos metabólicos asociados.

Es necesario que continúen las investigaciones para identificar a las bacterias que favorezcan o puedan prevenir la obesidad, así como la dosis y tiempo de administración, las condiciones nutricionales de las personas que las reciban, y muchos otros factores que se deben tener en cuenta antes de su empleo como método terapéutico.

 
Bibliografía
1. Organización Mundial de la Salud. Obesidad y sobrepeso. 2012 Disponible en: http://www.who.int/mediacentre/factsheets/fs311/es/. Acceso 1 Ago 2013.
2. Instituto Nacional de Salud Pública. Encuesta Nacional de salud y nutrición 2012: Evidencias para la política pública en salud. Disponible en: http://ensanut.insp.mx/doctos/analiticos/ObesidadAdultos.pdf. Acceso: 20 May 2015.
3. Instituto Nacional de Salud Pública. Estado de nutrición, anemia, seguridad alimentaria en la población Mexica 2012. Disponible en: http://ensanut.insp.mx/doctos/ENSANUT2012_Nutricion.pdf. Acceso: 20 May 2015.
4. Bäckhed F, Ding H, Wang T, V-Hooper L, Young-Koh G, Nagy A, F. Semen-kovich C, I. Gordon J. The gut microbiota as an environmental factor that regulates fat storage. PNAS USA. 2004; 101(44):15718–15723.
5. Cruz S, Melendez A, Reyes P, Chavaro D, Azaola A, Mayorga L. Impact of obesity in the population and its relation with the gut microbiota. Rev Mex Cienc Farm 45 (2) 2014: 9-15.
6. Prados A, Gómez S, Nova E, Marcos A. El papel de los probióticos en el manejo de la obesidad. Nutr Hosp. 2015; 31 (1): 10-18.

Imagen de Thinglink.com

Sobrepeso y Obesidad: Factor modificable para el desarrollo de Cáncer de Mama

Sobrepeso y Obesidad: Factor modificable para el desarrollo de Cáncer de Mama

LN. Ana Karen Chávez Pérez
Directora Nacional de Nutrición Oncológica
Salvati A.C.

En México el Cáncer de mama representa un importante problema de salud pública, es además la primer causa de muerte por tumores malignos en mujeres mexicanas y es la segunda causa de muerte en mujeres entre 30 y 54 años. El 55% de los nuevos casos provienen de países en vías de desarrollo como México y América Latina. Mientras que muchos factores fuera de nuestro control contribuyen al riesgo de padecer cáncer de mama, como son antecedentes familiares de cáncer de mama, la edad, inicio de la menstruación precoz (52 años), existen además otros factores de riesgo modificables que al corregirlos pueden disminuir el riesgo de este cáncer, como es EL CONTROL DEL SOBREPESO Y LA OBESIDAD.

Aunque hace varios años era considerado solo un problema para países desarrollados, hoy en día el sobrepeso y la obesidad se encuentran en ascenso a nivel mundial, especialmente en áreas urbanas. México está inmerso en un proceso de transición donde la población experimenta un aumento inusitado de IMC excesivo (sobrepeso y obesidad). El aumentos de la prevalencia de obesidad en México se encuentran entre los más rápidos documentados en el plano mundial. De 1988 a 2012, el sobrepeso en mujeres de 20 a 49 años de edad se incrementó de 25 a 35.3% y la obesidad de 9.5 a 35.2%. (ENSANUT 2012). De acuerdo a la Organización para la Alimentación y la Agricultura de las Naciones Unidas, desde el 2013, México se posiciona como el país con mayor tasa de obesidad que alcanza 32.8%, incluso por arriba de Estados Unidos con un 31.8%.

La relación entre sobrepeso-obesidad y cáncer de mama se ha demostrado en múltiples estudios. Hoy se sabe que las mujeres post-menopáusicas con sobrepeso u obesidad tienen un riesgo 30-60% mayor de padecer esta enfermedad en comparación con aquellas que tienen un peso normal.

El riesgo aumentado de cáncer de mama para aquellas mujeres con sobrepeso y obesidad se debe en gran parte a la existencia de niveles más altos de estrógenos, ya que el tejido adiposo es la fuente más grande de estrógeno en las mujeres post-menopaúsicas. Además, los niveles altos de insulina, que frecuentemente tienen las mujeres con obesidad están también asociados a un incremento en el riesgo de cáncer de mama.
Es importante mencionar que no solo el sobrepeso-obesidad se asocia con un riesgo incrementado para padecer cáncer de mama a lo largo de la vida de una mujer, si no también, en aquellas que han padecido cáncer de mama, existe gran evidencia que demuestra que las mujeres con sobrepeso y obesidad tienen un incremento en el riesgo de recurrencia y muerte por cáncer comparado con aquellas pacientes con cáncer de mama que se encuentran con peso idea al diagnóstico. Además, otros datos mencionan que las mujeres que ganan peso después del diagnostico de cáncer de mama tienen un riesgo incrementado de pobre desenlace.

La buena noticia para estas mujeres es que la pérdida de peso puede disminuir el riesgo de cáncer de mama, así como la probabilidad de recurrencia en pacientes sobrevivientes. Algunos datos demuestran que aquellas mujeres que pierden de 2 a 5 kilos después del inicio de la menopausia tienen 20% menos riesgo de padecer dicha enfermedad, que aquellas que no lo pierden; por otro lado, una reducción de 10 kilos de peso desde el inicio de la menopausia disminuye en un 50% el riesgo de padecer cáncer de mama en comparación con aquellas que no lo pierden. Las pacientes sobrevivientes de cáncer de mama que realizan ejercicio de forma regular y que modifican su dieta teniendo como resultado una reducción de peso tienen un riesgo menor de presentar recurrencia del cáncer comparado con aquellas pacientes que persisten con sobrepeso-obesidad. No solo evitar el aumento de peso protege contra el cáncer de mama, sino que tiene muchos otros beneficios saludables.

Comparado con las mujeres con sobrepeso u obesidad, una mujer con un peso saludable tiene riesgo menor de desarrollar cáncer de páncreas, ovario, riñón, endometrio y otros tipos de cáncer. Además, son menos propensas a desarrollar otros problemas de salud incluyendo: infartos cerebrales, enfermedades del corazón, enfermedades del hígado y vesícula, hipertensión, diabetes tipo 2, apnea obstructiva del sueño y otros problemas para respirar.

La recomendación es clara: una de las cosas más importantes es identificar el exceso de peso como un factor de riesgo modificable para cáncer de mama, a diferencia de otros factores de riesgo no modificables (como ser mujer y la edad), el peso es algo que podemos cambiar para disminuir potencialmente el riesgo de padecer este mal y, como se mencionó, otros problemas de salud. Por lo tanto, UNA DIETA EQUILIBRADA Y EJERCICIO MODERADO DEBE SER PARTE DE UN ESTILO DE VIDA SALUDABLE DE TODAS LAS MUJERES.

Recuerda: “La detección precoz a fin de mejorar el pronostico y la supervivencia de los casos de cáncer de mama sigue siendo la piedra angular de la lucha contra el este cáncer”

Este octubre acude a tu revisión anual y recuerda, existen 3 estrategias para la detección temprana de Cáncer de Mama: AUTO EXPLORACIÓN, REVISIÓN MÉDICA UNA VEZ AL AÑO Y ULTRASONIDO MAMARIO O MASTOGRAFÍA DESPUES DE LOS 40 AÑOS.
Referencias:
1 Informe mundial sobre el cáncer 2014, IARC
2. Organización para la Alimentación y la Agricultura de las Naciones Unidas FAO
3. Encuesta Nacional de Salud y Nutrición 2012 (ENSANUT 2012).
Imagen: abc.com.py

Síntomas de Diabetes

Síntomas de Diabetes

Seguramente te has peguntado  ¿Cómo saber si tengo Diabetes? es por eso que aquí te traemos información para que sepas detectar los síntomas a tiempo y actuar para evitar complicaciones.

Primero es importante que sepas que cuando se trata de Diabetes Tipo 1 los síntomas son repentinos y no se puede prevenir, mientras que en el caso de  Diabetes Tipo 2 cuando los síntomas se  manifiestan es porque  las alteraciones de glucosa iniciaron 3 o más años antes, en ambos casos si notas la presencia de éstos síntomas hay que actuar de inmediato y consultar al médico:

signs

Probióticos para tu salud integral

Probióticos para tu salud integral

 

PROBIÓTICOS

L.N. Ma. Teresa Cárdenas G
ASOCIACIÓN MEXICANA DE DIABETES, A.C.

 

Los probióticos (que significa “pro vida”) son microorganismo vivos no patógenos (en palabras sencillas: bacterias buenas) que resisten a la digestión normal para llegar al intestino grueso vivos. Tienen efectos benéficos en la salud cuando son consumidos en las cantidades adecuadas y en forma sostenida en el tiempo.

La mayoría de los probióticos comercializados actualmente pertenecen a los géneros Lactobacillus o Bifidobacterium.

Para ser considerado un probiótico, la bacteria debe ser de origen humano (aunque algunas son de plantas o de lácteos), deben de resistir la acidez gástrica,  las sales biliares conjugadas y las enzimas, sobreviviendo el tránsito en el tubo digestivo. También deben de ser capaces de adherirse a las células del epitelio gástrico, intestinal o colónico para facilitar la permanencia en el tubo digestivo.

 

¿Cómo actúan los probióticos?

  1. Contribuyen a restaurar la microbiota, es decir los microorganismos que viven habitualmente en el intestino, modificando el pH.
  2. Compiten con microorganismos patógenos en el intestino, inhibiendo toxinas bacterianas y evitando infecciones. Nos protegen de bacterias malas.
  3. Producen sustancias antimicrobianas (mucosa intestinal) contra otros organismos no deseados.
  4. Estimulan el sistema inmune, restaurando la permeabilidad intestinal.
  5. Pueden actuar en diversos órganos, por ejemplo en el sistema respiratorio, digestivo, urinario, etc.

Beneficios:

  • Previenen y tratan las diarreas infecciosas, asociadas al uso de antibióticos.
  • Mejoran el sistema inmune.
  • Previenen algunas manifestaciones alérgicas (rinitis, eczema atópico).
  • Tratan y previenen los cólicos en el lactante.
  • Reversión de sintomatología de la mala digestión.
  • Reposición de la microbiota causada por antibióticos.
  • Favorecen, dependiendo de las cepas de los microorganismos, en el tratamiento de la erradicación de la Helicobacter Pylori, infecciones respiratorias altas, síndrome de colon irritable entre otras.

Probióticos en la alimentación:

  • Los podemos encontrar en los productos lácteos fermentados como: yogurt, bebidas lácteas, leches cultivadas y quesos, a los que se ha agregado cultivos vivos y conocidos, como Bifidobacterium y Lactobacillus. Cuida que las fuentes de las que los obtienes no contengan azúcar añadida ya que generalmente se encuentran en este tipo de productos.
  • Otros alimentos: el chucrut y bebidas de soya fermentadas.
  • Presentación farmacéutica.

 

Datos útiles:

  • Las propiedades de los probióticos dependen de cepas específicas.
  • Una vez que se suspende su ingesta, desaparece el efecto al poco tiempo, por lo que debes procurar consumirlos con regularidad.
  • Al comprar alimentos que contienen probióticos y requieren refrigeración, es importante mantener la cadena de frío para que sobrevivan los microorganismos y estén funcionalmente activos al ser consumidos. Esto quiere decir que no dejes, por ejemplo, el yogurt en el coche ya que si se calienta los microorganismos mueren.
  • Existen suplementos nutricionales con probióticos y al igual que en los alimentos, son cepas que tienen funciones específicas y se recomienda su consumo de preferencia con indicación médica.

REFERENCIAS:

  • González CG, Zacarías I, Olivares S, Cruchet S. Instituto de Nutrición y Tecnología de los Alimentos INTA, de la Universidad de Chile.
  • Cornejo V, Cruchet S. Nutrición en el ciclo vital. Mediterráneo 2014.
Cambios en el estilo de vida, clave para enfrentar la obesidad

Cambios en el estilo de vida, clave para enfrentar la obesidad

Cambios en el estilo de vida, clave para enfrentar la obesidad

 

L.N Ana Larrañaga Flota

 

La obesidad se define como el exceso de grasa corporal, misma que se manifiesta con el aumento de peso, y si bien las causas son múltiples, hay algo que es seguro; la única forma de mantenerse saludable, y tener un peso adecuado y estable a largo plazo es cambiando malos hábitos, y adaptando acciones que nos permitan llevar un estilo de vida equilibrado y sano.

 

Los malos hábitos pueden ser especialmente difíciles de combatir, algunos de ellos, como el consumo de azúcar, pueden ser adictivos, otros son simple costumbre, mientras que otros más involucran factores ambientales que dificultan la buena alimentación, descanso y ejercicio, como los horarios restrictivos de trabajo, el estrés ocasionado por las actividades diarias y el entorno estresante, o la oferta excesiva y a bajo costo de alimentos procesados y poco saludables.

 

Una forma de comenzar el cambio es definiendo horarios de comida y planeando con anticipación nuestro menú. Al decidir nuestros alimentos para toda la semana, podemos evitar comer repetidamente aquellos productos que nos hacen daño y tener una alimentación variada, por ejemplo:

 

Día Lunes Martes Miércoles Jueves Viernes Sábado Domingo
Desayuno

 

Sándwich de jamón de pavo con queso y jitomate Manzana con yogurt y granola 2 Quesadillas de huitacoche al comal Huevo con ejotes y pan tostado o tortilla de maíz Baguette de atún con ensalada de zanahoria Hot cakes con amaranto y fresa Chilaquiles con pollo y frijoles
Colación 2 guayabas 1 puñito de almendras con arándanos 1 taza de sandía picada 1 taza de uvas 1 barrita de amaranto y miel 1 puñito de cacahuates naturales Tuna picada
Comida Sopa de espinacas

Pechuga de pollo con puré de papa

Lasaña vegetariana Arroz integral

Jitomates rellenos de atún

 

Sopa de lentejas

Tortitas de papa con alfalfa

Filete de pescado con champiñones y calabaza al grill Pasta con verduras mixtas Crema de frijol

Nopales con queso

Colación Zanahorias baby Palomitas de maíz naturales Jícamas picadas Galletas horneadas con queso crema Yogurt natural 1 puñito de nuez 1 plátano chico
Cena Ensalada fresca de frutas Tlacoyo de maíz azul con nopales y requesón Pan tostado con mantequilla de cacahuate Sincronizada con jamón de pavo y aguacate Taquitos de quelites y flor de calabaza Quesadillas de maíz con pico de gallo Tostada de salpicón

 

 

Este menú ejemplifica la importancia de dar variedad a la alimentación agregando productos naturales, y locales, como el maíz, la tuna, el cacahuate, el frijol, las preparaciones al comal y el consumo elevado de frutas y verduras.

En cuanto a los hábitos de actividad física, es importante recordar que no es necesario gastar mucho dinero pagando un gimnasio. Cualquiera puede comenzar con pequeñas caminatas, subir las escaleras en vez de utilizar elevadores o escaleras eléctricas, elegir medios de transporte alternos como la bicicleta, etc.

 

También tenemos como ejemplo, las recomendaciones emitidas por la Organización Mundial de la Salud, algunas de ellas son:

  • Aumentar el consumo de frutas, verduras, legumbres, semillas y cereales integrales.
  • Reducir la ingesta total de grasas y sustituir las saturadas (como las carnes rojas, y alimentos fritos), por las insaturadas (aquellas que encontramos en semillas oleaginosas como la almendra, cacahuate, semillas de girasol, pescado, aguacate, etc).
  • Reducir la ingesta de azúcares como los refrescos, y bebidas azucaradas, dulces, mermeladas, etc.
  • Elegir el agua simple purificada como medio ideal de hidratación, y evitar bebidas azucaradas, y energizantes.
  • Realizar actividad física de moderada a intensa diariamente; 30 minutos diarios para adultos, y 60 para niños es suficiente.
  • Reducir el consumo de harinas refinadas, principalmente en los productos de panadería industrializados.

 

Recordemos que no existe una fórmula o alimento mágico que por sí solo resuelva esta problemática, sino un conjunto de acciones que nos llevan a alcanzar un estado de salud pleno.

Referencias:

  • Estrategia Mundial sobre el régimen alimentario, actividad física y salud. WHO/OMS.
  • Obesidad en México. Juan Rivera Dommarco, Mauricio Hernández. INSP. UNAM 2012.
¿Eres una zanahoria, un huevo o un grano de café?

¿Eres una zanahoria, un huevo o un grano de café?

¿Eres una zanahoria, un huevo o un grano de café?

Una joven fue a ver a su madre. Le contó sobre los momentos que estaba viviendo y lo difícil que le resultaba salir adelante. No sabía cómo iba a hacer para seguir luchando y que estaba punto de darse por vencida y abandonar todo. Ya estaba cansada de luchar y empeñarse por vencer los obstáculos. Tenía la impresión de que tan pronto lograba encontrarle la solución a un problema, inmediatamente surgía otro.

Su madre le pidió que la acompañara a la cocina. Llenó tres ollas con agua. En la primera colocó zanahorias, en la segunda huevos y, en la última,colocó granos de café molidos. Sin decir una palabra esperó que el agua de las ollas empezara a hervir. Unos veinte minutos más tarde apagó las hornillas. Retiró las zanahorias y las colocó en un recipiente. Hizo lo mismo con los huevos. Luego, con un cucharón, retiró el café y también lo puso en otro recipiente.

Dirigiéndose a su hija, le preguntó: “Ahora dime lo que ves”. “Veo zanahorias, huevos y café”, fue la respuesta de la hija. La madre le pidió que se acercara y tocara las zanahorias. Estaban blandas. Después le pidió que tomara un huevo y lo pelara. Una vez retirada la cáscara, pudo observar que el huevo se había endurecido. Finalmente, le pidió que tomara un trago del café. La hija sonrió al oler el rico aroma que desprendía la infusión. Entonces la hija preguntó: “¿A qué viene todo esto, mamá?” La madre le explicó que cada uno de esos objetos había tenido que enfrentar la misma adversidad -el agua hirviendo- pero cada uno había reaccionado de una manera diferente.

La zanahoria era dura, resistente en el momento de haber sido colocada en el agua. Sin embargo, al ser sometida al agua hirviendo, quedó blanda y débil. La frágil cáscara exterior había protegido al líquido del interior del huevo. Pero, una vez hervido, el interior se endureció. Sin embargo, los granos de café molidos eran singulares. Una vez colocados en el agua hirviendo, fue el agua la que cambió. “¿Con cuál de estos elementos te puedes identificar?” le preguntó a la hija. “Cómo le respondes a la adversidad cuando ésta golpea a tu puerta? ¿Eres una zanahoria, un huevo o un grano de café? Piensa en esto: ¿Qué soy?

¿Soy la zanahoria que parece ser fuerte pero, con el dolor y la adversidad me marchito y pierdo mi fuerza?

¿Soy el huevo que al principio tiene un corazón blando, pero cambia con el calor?

¿Es que tuve un espíritu fluido pero, después de una muerte, una separación, un problema económico o alguna otra situación difícil, me he vuelto dura y rígida?

¿Será que el aspecto de mi cáscara no cambió pero, por dentro, me he convertido en una persona amargada y difícil, con un espíritu rígido y un corazón endurecido?

¿O es que soy como los granos de café? De hecho, el grano hace cambiar al agua caliente, precisamente a la circunstancia que le produce dolor. Cuando el agua se calienta, el grano libera la fragancia y el sabor.

Si tú eres como el grano de café entonces, cuando las cosas han llegado a su peor momento, tú empiezas a mejorar y a cambiar la situación creada alrededor tuyo.

 

¿Te puedes elevar a otro nivel en los momentos más sombríos y al enfrentar enormes desafíos? ¿Cómo enfrentas la adversidad? ¿Eres una zanahoria, un huevo o un grano de café?